Mompox, tesoro colonial

Plaza in Mompox

Foto: Jess Kraft. Plaza en Mompox.

Continuando con el itinerario establecido nos dirigimos a la hermosa Mompox,  uno de los pueblos más lindos de Colombia. Este bello municipio ubicado en el departamento de Bolívar, con el tiempo fue rezagado del resto de las zonas de la región, al acabarse el transito fluvial por el río con el  que mantenía  contacto con el resto del país. Existen dos vías para llegar a Mompox, nosotros escogimos la más corta, sin embargo, no fue la mejor elección, la ruta que va desde Bosconia hasta Santa Ana está en pésimas condiciones, el camino está sin pavimento y transitarlo en moto no fue del todo agradable. Sin embargo, actualmente se adelantan obras para pavimentar la vía, de terminarse, sería muy fácil y rápido acceder a Mompox. La carretera se terminó y  llegó la sorpresa, sólo se veía el río Magdalena y la única opción, cruzarlo para retomar de nuevo la carretera al pueblo. Los lugareños nos indicaron que pusiéramos la moto en una pequeña lancha, parecía una locura, pero después de ver a los dueños de otras motocicletas hacer lo mismo accedimos. Cansados, llenos de polvo hasta las orejas y con el susto vivido previamente en el bote, finalmente llegamos a nuestro destino.

Con su traje amarillo y blanco nos recibe  la elegante, tradicional y mágica Mompox. El calor es intenso pero se desvanece al recorrer la orilla del río y visualizar sus grandes y magníficas casas coloniales que forman una muralla de color reflejada en sus tranquilas aguas. Poco a poco nos vamos adentrando en sus calles empedradas que lentamente dan paso a los espléndidos parques, su magnífica basílica al igual que sus emblemáticas casonas e iglesias, dan cuenta de aquellos habitantes españoles que quisieron construir en estas tierras una ciudad que perdurara en el tiempo por su grandeza y belleza colonial.

Los turistas son pocos y algunos han querido conocer este pueblo por su historia, en otro momento fue Humboldt quien dedicó algunos de sus escritos a Mompox, dichas notas quedaron grabadas y hoy atraen a alemanes, ingleses y europeos, que al igual que él en su momento, se ven fascinados por el esplendor de este lugar anclado en el departamento de Bolívar.

Mompox es también arte y joyería, sus habitantes se han dedicado a la orfebrería y es conocida por hacer diversas piezas en plata con un tejido delicado llamado ‘filigrana‘, confieso que ésta era otra de las razones por las cuales quería visitar el lugar, aunque venden filigrana en varias partes de Colombia, yo quería comprar allí una de esas joyas maravillosas. Los artesanos monposinos aman lo que hacen, esto se refleja en el esmero y dedicación que le imprimen a la creación de sus prendas, son múltiples y hermosas las figuras que hay en aretes, anillos, collares y pulseras; aunque hay varios almacenes, todos tienen diseños particulares y un tejido propio de la filigrana, así que se puede tener una pieza única que perdura el el tiempo por su calidad y que además es un  símbolo emblemático de Mompox.

La tranquilidad es otro ingrediente de este fantástico lugar, el atractivo paisaje que se puede contemplar desde el río, además del recorrido por la ciénaga, son aspectos que cautivan a extranjeros y colombianos, quienes al llegar a Mompox son seducidos por su encanto.

Para ver más fotografías.

3 comentarios en “Mompox, tesoro colonial

  1. Pingback: Reporte del Clima- Danza Típica en Mompox Colombia | La Maleta de Narda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s