La Paz, contrastes y vida

Plaza Murillo in La Paz

Foto: Jess Kraft. Plaza Murillo, La Paz.

Este post está dedicado a La Paz, la capital de Bolivia, una ciudad de contrastes en la que se puede disfrutar de un sinnúmero de tours a zonas cercanas a la urbe, hay varias opciones como recorrer la Cordillera Real, caminatas a distintos lugares como el Choro o escalar a más de  6.000 msnm los montes Huayna Potosí, Ancohuma o el Illimani; también para los más arriesgados existe un plan que ofrece el descenso en bicicleta por el camino de la muerte. El clima en La Paz es agradable aunque es frío en la noche en el día hace mucho sol. La altura es otro de los aspectos que hay que tener en cuenta, no es siempre pero si afecta a la mayoría de los turistas que por lo general no están acostumbrados a los 3650 metros de altura, debo decir que hay momentos en los que se siente que se agota la respiración, pero es solo cuestión de detenerse unos segundos, tomar aire y en seguida se está como nuevo.

la_paz_calle_jaen_lights_view1

Foto: Jess Kraft. Centro Histórico.

 Al recorrer el centro histórico de la ciudad se aprecian edificaciones coloniales y el mercado con variedad de productos, desde verduras hasta víveres de aseo y todo tipo de comida,  son pocos los supermercados que se encuentran, quedamos sorprendidos porque aunque buscamos cerca de la zona donde nos hospedábamos no localizamos ninguno, en los días siguientes nos dimos cuenta que todo lo que uno necesita se encuentra en la calles en lo que se conoce como el mercado central, las ‘cholitas’, como se les llama a las mujeres indígenas en Bolivia que usan el traje tradicional, ubican  sus estantes y venden de todo, cada calle está destinada a diferentes productos, dulces, vegetales, carnes, aseo, frutas, ropa, cosméticos, zapatos, artículos de ferretería, piñatería, en fin todo lo que se  necesite está ahí y a un bajo costo.

 Aquí hago una pausa para expresar lo grato que es tener la posibilidad de quedarse varios días en un país y poder disfrutar de todas sus particularidades, su gente, cultura y su forma de vivir. Y Bolivia definitivamente es especial. En este país  la gente produce sus propios pasabocas, en la calle las cholitas ponen costales con diferentes tipos de snaks, maní, avellanas, platanitos, frutos seco,  además de una serie de productos crocantes dulces y salados que nunca había visto antes de llegar aquí y es así en todo el país durante nuestro recorrido por los pueblos y las distintas ciudades como Potosí, Uyuni, Tupiza, Cochabamba, Santa Cruz, Sucre y Copacabana observamos lo mismo, así que es habitual que no se halle con facilidad los famosos paquetes de doritos o papas de las reconocidas marcas extranjeras a diferencia de otros países en Latinoamérica en donde es más fácil su adquisición. Lo mismo sucede con el pan, en La Paz y en las demás ciudades las cholitas se sientan en las calles con sus canastos a vender este producto y es costumbre que la gente compre ahí, es curioso que no se encuentran muchas panaderías, aunque existen, son pocas, en ellas se consigue pan pero no tienen el surtido y la variedad que se ofrece en la calle.

 bolivia1

En nuestro reconocimiento de la ciudad tuvimos la oportunidad de asistir a otro de los planes turísticos, un espectáculo de lucha libre entre cholitas. Hay doy formas de llegar a este lugar se  puede tomar un tour o  un bus de servicio público al Alto, la ciudad cerca de La Paz en la que se realiza el evento. Son varios los buses que llegan a la zona llenos de chicos de diferentes partes del mundo que al igual que nosotros van con el único objetivo de ver a las cholitas en acción. Teníamos mucha curiosidad porque las cholitas durante la pelea usan su traje tradicional, atractivo tanto para turistas como locales.

 Después de aproximadamente veinte minutos de trayecto en ascenso llegamos a un pequeño coliseo, cuando ingresamos estaban luchando unos hombres que se destacaban más por su atuendo que por su pelea, nos ubicamos y al terminar ellos, el anfitrión del evento distrae a los asistentes con chistes, bromas y un poco de expectativa por el show de las cholitas. Finalmente después de unos minutos las cholitas  hacen su aparición, una a una van haciendo su entrada, todas están impecablemente vestidas y al ritmo de la música regional danzan y recorren los alrededores del rin además de saludar con una gran sonrisa  a los espectadores. Es muy emocionante porque después del pequeño desfile tuvimos la oportunidad de tomarnos fotografías. Al acercarnos a ellas sentíamos un poco de temor pues aparentan ser muy rudas,  pero al aproximarnos nos dimos cuenta que son muy dulces, en ese momento pensé que ellas no eran las luchadores sino hacían parte de una presentación adicional, sin embargo no fue así, unos minutos después la mujer que muy amablemente se había tomado la foto con nosotros, se quitó su sombrero,  su colorido, resplandeciente y delicado chal e ingresó al rin al igual que su otra compañera, era el momento de iniciar la lucha.

 Son varias las peleas que se ven durante la exhibición entre las cholitas y es un espectáculo divertido y chistoso. Aunque hay peleas de las cholitas con hombres y aparentemente se les golpea considero que es parte del show, se puede apreciar que todo es una simulación,  para mí es una pelea que está muy bien montada y tiene éxito porque las cholitas logran la conexión con los asistentes quienes a medida que avanzan las luchas se identifican con ellas, las cholitas son las heroínas en el recinto, los demás luchadores aunque llaman la atención por sus pintorescas vestimentas, no tienen la misma aceptación, son ellas quienes al compás de un sinnúmero de movimientos divierten a la gente todas las tardes de los domingos.

 Nuestro siguiente día en La Paz el plan fue visitar el famoso mercado de la hechicería. Está ubicado en el centro entre dos calles que han sido destinadas para la venta de estos productos tanto en  almacenes como en puestos ambulantes, hay todo tipo de mercancías que garantizan la solución a todos problemas de los clientes que llegan a la zona. Nuestra primera impresión fue ver colgados los fetos de ‘llamas’ en diferentes tamaños. Es impresionante ver los animalitos expuestos de forma tan natural en todos los estantes. Al acercarme a las cholitas ellas explicaron que la gente usa los fetos de llamas  para armar un altar en el que además ponen hojas de coca, vino y dulces, es un ritual en el que se rinde tributo a la pachamama para que les traiga buena suerte y bienestar.

 Pero además de este producto que al parecer es el principal también se pueden encontrar artículos para conseguir el amor, el dinero, trabajo, fortuna, buena suerte, de todo hay para la venta, pócimas, baños, velas con figuras humanas que sirven para atraer el sexo y mucho más. Entramos a uno de los almacenes y el colorido es maravilloso, se pueden observar especies frescas encima de la vitrina entre otros artículos, son tantos que no se sabe a dónde mirar, es muy llamativo. Estaba preguntando por un producto para atraer el amor, se lo había prometido a una amiga que me lo pidió y como estaba obnubilada con todas las cosas alrededor no me di cuenta de los dos sapos que había a mi lado, al voltearme me encontré con la mirada de uno de ellos y me asusté. La vendedora, una cholita muy amable me miró y junto con su compañera se rieron de la expresión de mi cara. Era un sapo de porcelana de tamaño mediano que tenía encima otro sapo disecado con la boca abierta y en ella estaban encendidos dos cigarrillos. Después de lo visto en Potosí con el tío en la mina o el diablo al que le rinden tributo pensé, debe ser  para algo parecido y enseguida pregunté;  la vendedora me contó que los sapos los ponen en los negocios para atraer las ventas y por ende el dinero, todos los miércoles tienen como ritual encender los cigarrillos. Mi esposo me miró y me dijo, oye necesitamos uno de esos para la casa, yo le contesté, ni se te ocurra, ese sapo es horrible.

 Otro aspecto en La Paz es el tráfico, bastante pesado por la cantidad de automotores y lo estrechas que son la mayoría de las calles, por ello la movilidad es bastante difícil y se vuelve un caos cuando se realiza una huelga o protesta. Durante el tiempo que estuvimos pudimos ver que las huelgas son algo cotidiano y el punto clave siempre es el centro, entonces es fácil quedar estancado en una calle por un par de horas sin encontrar salida alguna y más si se tiene en cuenta que la ciudad solo tiene una avenida principal que comunica con las demás partes, situación que dificulta la circulación de los vehículos.

 bolivia2

Considero que La Paz es una ciudad muy pintoresca, en otra de nuestras caminatas nos encontramos en una esquina con dos muchachos vestidos de cebra, la primera vez pensamos que eran de esos artistas que se la pasan en los semáforos haciendo mini shows y luego piden algún tipo colaboración a la gente, esto es muy común en los países en Sur América pero este no era el caso, estás cebras son las encargadas de ayudar con el tráfico, ellos controlan y enseñan a la gente un poco acerca de las normas a seguir como peatón  cuando se camina por las calles, es un proyecto educativo en pro de la cultura ciudadana. Este  no fue el único detalle curioso que pudimos percibir en la ciudad, las personas que tienen como oficio lustrar los zapatos en la calles cubren sus rostros con pasamontañas que solo deja ver sus ojos, al preguntarle al taxista porque hacían esto nos contó que la gente que hace este trabajo lo considera como una humillación y es por esto que cubren sus rostros para que no sean identificados por las personas que los conocen.

Este post termina contándoles sobre otro extraordinario lugar para visitar que está cerca de La Paz a tan solo una hora y media, las ruinas de Tiahuanaco, allí se encuentran los vestigios arqueológicos de esta cultura, se pueden apreciar sus templos además de una serie de objetos propios de los Tiahuanaco. Se destacan las construcciones de Kalasasaya, Templete Semisubterráneo, Pirámide de Akapana, Puerta del Sol y Puma Punku, este último conocido porque supuestamente allí aparecieron ovnis en otro momento. La persona encargada de cuidar el lugar en Puma Punko nos comentó que cuando estaba pequeño escuchó la misma historia y se murmuraba mucho sobre la aparición de los ovnis, sin embargo él en todo el tiempo que llevaba trabajando ahí,  alrededor de unos 30 años nunca había visto nada.

Para ver más fotografías.

2 comentarios en “La Paz, contrastes y vida

  1. Reblogueó esto en marilynlyny comentado:
    Fernando me ha hablado mucho de este país porque le encanta. Así que a mí me gustaría mucho ir a conocerlo y de hecho, el timbre de mi cel es el himno de Santa Cruz jaaaaa(era un celular de él claro)

    Me gusta

  2. Pingback: Reporte del Clima-Lucha Libre de Cholitas, Bolivia. | La Maleta de Narda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s