La Ruta del Che Guevara en Bolivia

El Che es una de las figuras revolucionarias más conocidas no solo en Latinoamérica sino en el mundo además de ser protagonista y líder de la revolución cubana. Pero sus incursiones en la rebelión no terminaron allí y es por esto que en su intento por romper con la hegemonía estadounidense trató de liderar otros procesos en países como el Congo y Bolivia, en el primero con resultados nefastos tal como él mismo lo señala en su diario “esta es la historia de un fracaso”. Pero sería en Bolivia donde finalmente el Che terminaría sus sueños y su vida después de instalarse en este país a finales de 1966; según lo narra el escritor y periodista americano Jon Lee Anderson, autor de la biografía titulada ‘Che Guevara. Una vida revolucionaria’: “Desde Bolivia, el Che quería crear “muchos Vietnam” en su afán de derrotar a Estados Unidos. Quería provocar una nueva guerra mundial con la esperanza de que fuera definitiva”.

Los pasos del Che  aún se recuerdan en Bolivia y han dejado una huella imborrable en el territorio que escogió este líder para continuar con sus ideales. La famosa Ruta del Che Guevara es otro de los atractivos turísticos que ofrece el país. Para llegar a este lugar se toma un bus desde la ciudad de Santa Cruz hasta Vallegrande. Una vez allí se encuentran varios tours que ofrecen el recorrido por la ruta, el plan incluye la visita a los lugares emblemáticos además de la opción de hacer una caminata por el trayecto  que siguió el Che con sus compañeros de lucha hasta llegar finalmente al lugar en el que los militares bolivianos lo interceptaron.

Mucho se habla del Comandante Guevara pero pocos saben que fue en Bolivia donde fue fusilado el 8 de octubre de 1967. Lo particular de esta historia es que durante 30 años el paradero de los restos de líder revolucionario fue desconocido. Solo hasta 1997 y después de intensas peticiones e investigaciones se logró dar con la ubicación de su cadáver y el de algunos de sus compañeros de lucha en el poblado conocido como Vallegrande; allí  se construyó un mausoleo en memoria al líder argentino. Desde su hallazgo el cuerpo del Che fue trasladado a Cuba por petición de sus familiares.

El Che trató de llevar a cabo su revolución en esta parte de Bolivia, llegó al país con un grupo integrado por 47 combatientes, entre los cuales se encontraban 16 cubanos, 26 bolivianos, 3 peruanos y 2 argentinos, junto a ellos  el Comandante conformó el grupo que se denominó el Ejército de Liberación Nacional de Bolivia (ELN). Sin embargo, el Che era un objetivo perseguido no sólo por el gobierno boliviano sino también por el americano, la CIA vigiló durante varios años los pasos de Ernesto y fueron ellos precisamente quienes dieron su apoyo al plan militar que en su momento se gestó para dar con el paradero del líder argentino. Finalmente el 9 de octubre de 1967 fue asesinado el Che Guevara, según lo explica Anderson en su libro el en registro hecho en el informe secreto del agente Félix Rodríguez se relata que la CIA estaba presente en el lugar. “Poco antes de las 11:00 a.m. regresó el coronel Zenteno. Le expliqué el mensaje recibido de Vallegrande y las instrucciones que yo tenía de Washington que eran mantener al Che vivo. El coronel Zenteno reconoció el dilema en que me encontraba y me dijo: “Yo no puedo desobedecer las órdenes de mi presidente. Son las 11 de la mañana, tengo que irme a Vallegrande, el helicóptero vendrá varias veces para trasladar heridos y traer municiones y comida. A las 2: 00 PM, será el último vuelo de regreso. Tú me entregarás el cadáver del Che, bajo palabra de honor”.

Quienes visitan la zona además de recorrer toda la ruta pueden hacer una caminata hasta llegar a la Quebrada del Churo que es el sitio en el que fue herido de bala el Che en su pierna izquierda y hecho prisionero junto a su compañero de lucha Simeón Cuba alias ‘Willi’. Después de allí la siguiente parada es el poblado conocido como la Higuera, lugar a donde fue trasladado Guevara después de ser capturado, los militares decidieron tomar la escuelita del pueblo y en este recinto  permaneció por varias horas hasta su muerte.

La escuelita es ahora una especie de santuario en el que muchos de los seguidores del revolucionario dejan sus manifestaciones de cariño, respeto y orgullo por su líder. Un centenar de cartas colgadas en las paredes junto con fotografías del Che y diversos objetos alusivos a la revolución hacen parte de la decoración de esta casita que recibe a turistas de distintas partes del mundo. Palabras de agradecimiento y desconsuelo por su perdida son entre otras las consignas que durante aproximadamente 30 años han dejado los visitantes en la Higuera.

Otro punto de interés en el pequeño caserío es la plaza, allí se erigió una  enorme escultura del rostro del argentino, es imponente y desde que se va ascendiendo por la calle principal se puede divisar. En algunas de las casas que conforman el poblado se aprecia en sus fachadas pinturas con el rostro del Che, en dos de ellas se venden diferentes productos alusivos a Guevara, camisetas, boinas, abrigos, fotografías entre otros artículos. En el lugar existen dos restaurantes, uno ofrece comida típica de la región  y el otro comida francesa, este último dirigido por una pareja de franceses que llegaron a  la zona y quedaron maravillados con la tranquilidad, paz y paisaje. Un dato importante es que en la Higuera no hay internet ni teléfono, la comunicación es difícil si desea quedarse unos días. Otro detalle a tener en cuenta es que la localidad está bastante alejada de  Vallegrande que es la ciudad más cercana y no existe servicio público, se puede pagar el tour, contratar un vehículo particular o ir caminando, es un trayecto en carro de aproximadamente ocho horas de ida y vuelta.

 En Vallegrande existen dos recintos claves del recorrido del Che, el primero está en el hospital de la urbe, en la  parte trasera de las instalaciones aún se conserva la famosa ‘Lavandería’, el sitio al que fue trasladado el Che después de ser abaleado y del que existe la reconocida foto que se publicó en su momento sobre el suceso. En el lugar se puede apreciar un mesón de cemento en el centro, fue allí donde se ubicó el cuerpo sin vida del Che. Alrededor se ven las paredes cubiertas con grafitis, dibujos, pinturas, poemas así como frases de agradecimiento al Che y a su causa.

Después de visitar la ‘Lavandería’ el tour nos llevó a conocer el sitio donde se encontró el cuerpo del Che y en el que hoy existe un Mausoleo como tributo. En su libro Anderson relata que el comandante de la época ordenó que los cadáveres del Che y sus compañeros de batalla fueran tirados en un terreno baldío. No hubo especificaciones precisas de su ubicación y esta fue la razón por la que al iniciar las excavaciones en la zona se tuvo que cubrir un gran perímetro para hallar finalmente  los restos  del Che y seis de sus camaradas, Orlando Pantoja Tamayo (Olo), Aniceto Reinaga Gordillo, René Martínez Tamayo (Arturo), Alberto Fernández Montes (Pacho), Juan Pablo Chao (Chino) y Simeón Cuba (Willi).

Un comentario en “La Ruta del Che Guevara en Bolivia

  1. Las fotos son maravillosas y felicito a Jess por dejarnos ver con sus ojos. Pero sin duda la cronica de la periodista Narda es una fantástica guía conforme vamos leyendo. Esto es cultura general. Gracias por esta maravillosa crónica.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s